Que hacer en un accidente de tráfico.

CÓMO ACTUAR TRAS UN ACCIDENTE.

En el lugar del accidente.


Accidente de trafico y abogados por atropello Por supuesto, lo primero que hay que hacer es tratar de minimizar las consecuencias del accidente: comprobar si ha habido víctimas, auxiliar a los heridos, tratar de evitar que se produzca un nuevo accidente. No es éste el lugar para explicar las actuaciones de primeros auxilios apropiadas, pero sí conviene apuntar que la prevención de nuevos accidentes será preferente sobre el acopio de pruebas para atribuir la responsabilidad del evento. Así, si el accidente se produjo en una vía de circulación rápida, habrá que tratar de sacar de la misma los vehículos y demás objetos que hayan quedado sobre la misma para evitar nuevos accidentes.
En otro caso, cuando no existe ningún riesgo, a falta de acuerdo sobre la causación del accidente y a quién ha de atribuirse su responsabilidad, habrá que obtener las pruebas pertinentes para que pueda decidirse lo más fundadamente posible a posteriori. Así, convendrá sacar fotografías, si se dispone de cámara; llamar a la Guardia Civil de Tráfico (o sus equivalentes autonómicos) o a la policía municipal, si el accidente fue en tramo urbano; tomar los datos de los testigos (téngase en cuenta que pueden declarar como testigos familiares, amigos, empleados, aunque luego el Juez tendrá en cuenta la relación existente y la credibilidad de sus manifestaciones para decidir sobre la verosimilitud de lo que cuenten), etc. Todo ello también con un criterio de razonabilidad: no parece justificado dejar los vehículos cerrando una vía de tráfico intenso para decidir sobre unos daños mínimos producidos por un choque por alcance.
Las compañías del sector han firmado un convenio para el pago rápido, con una tramitación sencilla de los expedientes, cuando haya conformidad sobre quién es el responsable del accidente. A tal efecto, se ha creado un modelo de declaración amistosa de accidente, por el que ya se deja aclarado quién es el autor. Conviene, por lo tanto, llevar en el coche, uno de estos modelos y cubrirlos siempre que se llegue a ese acuerdo.
Hay que tener mucho cuidado cuando el conductor culpable inicialmente reconoce su culpa pero este reconocimiento no queda constatado por escrito, sea por medio del modelo recién mencionado o por la firma de otro documento redactado libremente por los interesados en ese momento: son frecuentes los casos en que el conductor se ha vuelto atrás en el momento de dar el parte a la compañía, negando lo que previamente había reconocido. Por lo tanto, si el reconocimiento de la culpa no se efectúa por escrito, habrá que preparar las pruebas pertinentes para prevenir esta posible retractación.
La aseguradora no puede rechazar el siniestro ni poner ningún reparo por el hecho de que no se haya utilizado el modelo de declaración amistosa.

Parte a la aseguradora.


A continuación, hay que dar parte a la compañía de seguros, al menos en los siguientes casos: el responsable del accidente, debe comunicárselo para que se haga cargo de las indemnizaciones, tras las comprobaciones pertinentes.
El conductor del vehículo perjudicado, no responsable del accidente, deberá comunicarlo a su compañía si desea que se haga cargo de los trámites y negociaciones para cobrar la indemnización; en otro caso, tendrá que ocuparse el propio conductor personalmente o a través del abogado que designe, a su costa.
Si no hay conformidad sobre quién fue el causante, todas las partes tendrán que comunicarlo para que las aseguradoras puedan plantear la defensa pertinente en el procedimiento que se siga y, en su caso hacerse cargo de las indemnizaciones.
El plazo previsto legalmente para comunicarlo a la aseguradora es de siete días. Pero conviene hacerlo de inmediato, tras el accidente, para que pueda iniciar sin demora las actuaciones pertinentes: peritación de los daños y reparación, si es pertinente; examen y atención de los lesionados, incluso si están siendo tratados por la sanidad pública; recopilación de pruebas…
El hecho de que no se comunique el siniestro a la compañía en ese plazo, no es motivo para rechazar el siniestro: lo único que podrá hacer la aseguradora es imputar al asegurado los perjuicios que le ocasione su demora, perjuicios que deberá demostrar y reclamar judicialmente, si no hay acuerdo sobre su producción y cuantía.

Denuncia o demanda.


Si no ha habido acuerdo sobre quién fue el responsable, a efecto del pago de las indemnizaciones, habrá que acudir al Juzgado para reclamar las indemnizaciones correspondientes.
Debe tenerse en cuenta, en primer lugar, que siempre que exista algún herido o lesionado que vaya a ser atendido en cualquier centro sanitario, el personal del centro está obligado a comunicarlo al Juzgado de guardia, por lo que se abrirán unas diligencias penales. Sin embargo, estas diligencias se archivarán inmediatamente, y sólo se tramitarán cuando el lesionado presente una denuncia o querella. En este caso, se seguirá un procedimiento penal en el que se enjuiciará si alguna de las partes cometió una imprudencia constitutiva de infracción penal, o incluso si cometió un delito doloso; y se podrán reclamar también, en el mismo procedimiento, las indemnizaciones que procedan, o se podrá reservar esta reclamación para un procedimiento civil posterior. El plazo para presentar la denuncia es de seis meses desde la fecha del accidente. Incluso cuando el procedimiento penal acabe con la absolución del denunciado, cabe a continuación reclamar la indemnización civilmente: el denunciado puede no haber cometido una infracción penal, pero aún así ser el causante del siniestro. En estos, el Juez penal puede dictar una resolución en la que indica la cantidad máxima que corresponde como indemnización al perjudicado, para que éste vaya a un juicio ejecutivo con la misma.
Se puede también prescindir de la acción penal y reclamar directamente a través de los juzgados civiles, demandando a quien consideremos responsable del accidente y a su aseguradora, o incluso sólo a ésta. Aquí el plazo para presentar la demanda es de un año contado desde la fecha de sanidad del reclamante, sea con curación total o con secuelas (o desde la fecha de la firmeza de la resolución penal, si se acudió a ésta inicialmente y se reservaron las acciones civiles). La acción civil puede prepararse previamente mediante un sistema de valoración de la indemnización a abonar por peritos, cuyos honorarios se incluirán en la tasación de costas del juicio.
Como hasta que no haya finalizado el tratamiento médico de los lesionados no se pueden concretar las indemnizaciones que les corresponderán (ya que éstas dependen del tiempo que empleen en la curación y de las secuelas que queden tras el fin del tratamiento), no cabe presentar la demanda civil (en ella ya debe indicarse la cantidad que se reclama) ni se puede concluir la tramitación del procedimiento penal iniciado, en su caso, por la denuncia, hasta el momento del parte de alta.

Qué se debe indemnizar.


La indemnización incluye tanto el coste de reparación o sustitución de los bienes dañados, la cantidad que corresponda por las lesiones personales, incluyendo tiempo de baja y secuelas, o por el fallecimiento de la víctima, según el baremo aprobado legalmente y que se actualiza cada año; los gastos en que haya incurrido la víctima como consecuencia del accidente, incluidos los de la asistencia sanitaria; y el lucro cesante, lo que haya dejado de ganar como consecuencia del tiempo en que permanezca de baja o por tener el vehículo u otros bienes en reparación.

Abono de las indemnizaciones.


La compañía aseguradora del responsable del accidente está obligada a pagar las indemnizaciones devengadas en el plazo de tres meses desde el accidente, y al menos el importe mínimo de lo que podría deber en el plazo de cuarenta días desde la fecha en que se le comunicase el siniestro. Ahora bien, acabo de indicar que la cuantía de tales indemnizaciones no se conocerá hasta que finalice el tratamiento médico y se conozcan las secuelas definitivas. Sin embargo, para que los perjudicados no queden sin nada hasta ese momento, que puede prolongarse mucho, se obliga a las aseguradoras a que vayan entregando cantidades en la medida en que se conozcan daños concretos, se puedan prever secuelas definitivas, etc. Así, deberán abonar las indemnizaciones correspondientes a los daños materiales, a los gastos subsiguientes al accidente; ir abonando cantidades por el tiempo de hospitalización, baja, etc.; y por las secuelas que se prevean. Si se está tramitando el siniestro amistosamente, el pago se hará directamente a los interesados, pero si se está reclamando judicialmente, se hará mediante consignación (o presentación de aval) en la cuenta del Juzgado, y el Juez deberá comprobar la suficiencia de esas consignación o aval e imponer a las aseguradoras que la incrementen cuando sea insuficiente; en este caso, podría no entregarse la indemnización a los perjudicados hasta el fin del procedimiento, si se está discutiendo la obligación de la aseguradora de indemnizar, o ésta no está conforme con las cuantías que se le exigen, p.ej.
Si no realizan esos pagos en el plazo indicado de tres meses, o de cuarenta días desde la comunicación del siniestro, tendrá que pagar el interés legal del dinero incrementado en un 50% desde la fecha del accidente. Y si transcurren dos años sin pagar, el interés mínimo será del 20% (pero se discute si es el 20% desde el día del accidente o sólo a partir de los dos años: unos tribunales dicen lo primero y otros lo segundo, aunque la opinión mayoritaria y que parece más razonable es la primera).

Accidente de trafico en Autobus, abogado reclamación Madrid.

Abogados en accidente de trafico en autobus

Tanto si se trata de un autobús público, escolar o fletado, los accidentes con grandes vehículos que transportan pasajeros se encuentran entre los más devastadores accidentes de tráfico por carretera. Como hay numerosos pasajeros en estos vehículos, y como muchos de ellos no usan el cinturón de seguridad, son comunes las lesiones y muertes. Con el fin de evitar estas graves consecuencias, hay muchas normativas estatales y federales vigentes que rigen tanto para los conductores de autobuses como para las compañías de autobuses. Trabajar con un abogado con experiencia que esté familiarizado con estas regulaciones y verdaderamente peleé en nombre de víctimas, puede hacer toda la diferencia en el resultado de su demanda por lesiones personales.

Causas de Accidentes de Autobuses

Hay una gran variedad de condiciones y factores que pueden causar un accidente de autobús. Estos incluyen:

  • Error de conductor
  • Conducir sin prestar atención, incluidos los accidentes por envío de mensajes de texto
  • Vehículos mal mantenidos
  • Piezas de vehículos defectuosas
  • Carreteras inseguras o mal estado de la carretera
  • Conductores incorrectamente entrenados y habilitados
  • Conducir en estado de ebriedad

Además de los errores del conductor y la negligencia de la compañía de autobuses, los accidentes de autobús también pueden ocurrir como resultado de otro descuido de conductor. Independientemente de si se trata de un accidente automovilístico o accidente de camión esto implica que los conductores negligentes de autobús deban rendir cuentas.

Accidente de camiones efecto tijera. Abogados de trafico.

Camion efecto tijera. accidente trafico

Uno de los tipos más comunes de accidentes de camiones se conoce como “efecto tijera”. Estos accidentes ocurren cuando un vehículo con remolque, tal como un semi o un camión de 18 ruedas, se pliega de manera tal que el remolque y la cabina quedan en un ángulo como el de una tijera. El remolque puede barrer varios carriles de circulación, causando accidentes masivos de vehículos en cadena y bloqueando carreteras con un potencial enorme de causar lesiones graves.

los accidentes de “efecto tijera” tienen un mayor potencial para causar lesiones y muertes que otros accidentes de camiones. Esto se debe a que los remolques grandes, pueden barrerse sobre varios carriles y chocar con numerosos vehículos. Cuando los camiones transportan materiales o productos peligrosos, este peligro aumenta considerablemente. Muchas de las causas comunes de accidentes de camiones pueden dar como resultado un accidente “efecto tijera”, entre otras:

  • Accionamiento abrupto de los frenos
  • Fallas y mal funcionamiento del equipo
  • Condiciones adversas de la carretera, incluidas las carreteras heladas
  • Errores del conductor y conducción agresiva

Al determinar la responsabilidad de un accidente “efecto tijera”, se debe atender a los mismos factores que en los demás casos. Esto incluye un enfoque preciso a la negligencia del conductor, lo que explica la gran mayoría de los accidentes que causan lesiones. Los conductores cansados, los conductores en estado de ebriedad, y los operadores de camiones que circulan a velocidades excesivas o frenan incorrectamente pueden causar fácilmente que sus grandes vehículos hagan “efecto tijera”.

También es fundamental que se investiguen las regulaciones federales que establecen requisitos sobre el mantenimiento rutinario y el cuidado del vehículo. Los frenos defectuosos, el mal funcionamiento del eje y otros componentes de los vehículos sin un buen mantenimiento pueden contribuir a causar accidentes devastadores.

Indemnización por un accidente de tráfico tras pasar unos días de baja médica. Abogados Madrid Alicante

Para calcular la indemnización que le corresponde a una víctima de accidente de tráfico debemos de acudir a los baremos que anualmente se publican en el Boletín Oficial del Estado que establecen las indemnizaciones por incapacidad temporal aplicables a cada año y el sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en los accidentes de circulación.

indemnización máxima por accidente o atropello.

Ésta indemnización por incapacidad temporaldepende de:

  • El año en el que la víctima se recupera del accidente de tráfico.
  • Los ingresos netos que recibe la víctima.
  • Los días de baja que trascurren desde el accidente de tráfico hasta su curación.

Por ello, hay que diferenciar dentro de los días de baja, varios tipos:

  • Hospitalarios.
  • No hospitalarios:
  • Días Impeditivos.
  • Días No impeditivos.

Días hospitalarios

Los días hospitalarios son los que la víctima de un accidente de tráfico ha pasado en el centro hospitalario para su curación.

Días no hospitalarios

Respecto a los días no hospitalarios, ¿qué se entiende por días de baja impeditivos y por días de baja no impeditivos?

Días de baja por incapacidad: días impeditivos y no impeditivos

Según lo establecido en la que fija la Ley Sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la circulación de vehículos a motor:

“Se entiende por día de baja impeditivo aquél en que la víctima está incapacitada para desarrollar su ocupación o actividad habitual”.

Dicha redacción resulta demasiado genérica, no terminando de aclarar qué se entiende por día impeditivo y hasta dónde alcanza la consideración de incapacidad. Algunas dudas habituales:

  • ¿Se puede identificar el día impeditivo con la imposibilidad de ir trabajar?
  • ¿Requiere que la víctima no realice actividad alguna, cualquiera que sea, o basta con que no realice su actividad habitual?

El criterio que mejor se ajusta a la consideración de incapacidad temporal es el que considera que la persona está impedida para realizar sus ocupaciones habituales del día a día. Dichas ocupaciones, no sólo incluirían las de trabajar, si no que además se considerarían actividades tales como comer, andar, hacer deporte, es decir, no sólo las que estrictamente le imposibilitan para trabajar.

Días de baja impeditivos

A la vista de lo anterior, los días de baja impeditivos son aquellos días en los que la víctima se encuentra en baja médica estricta.  Es decir, está incapacitada para la realización de las actividades habituales. No tiene por qué coincidir con la baja laboral, dado que este tipo de baja también incluiría a un estudiante, un parado o una ama de casa.

Días de baja no impeditivos

Por su parte los días de baja no impeditivos son aquellos días en los que la víctima sigue recibiendo tratamiento médico, pero no está incapacitada para la realización de sus actividades habituales, cómo andar, comer o trabajar.

www.etrafic.es

Solteros, jubilados y parados, los que más sufren esguince cervical

latigazo cervicalLas Jornadas 3.0 sobre seguridad vial ofreciadas por la plataforma “ponle freno” se ha contado con la presencia de Rosa Lillo, Catedrática de Estadística e Investigación Operativa de la Universidad Carlos III de Madrid, Jesús Tinoco, Jefe de los Servicios de Rehabilitación del Consorci Sanitari Integral, y Luis Martín, Coordinador Técnico del Centro de Estudios Ponle Freno AXA.

Los tres expertos han analizado las causas y consecuencias del esguince cervical y han compartido datos relevantes y curiosos sobre esta dolencia.

En las Jornadas 3.0 hemos conocido que 9 de cada 10 casos de esta lesión se producen con accidentes tráfico a baja velocidad. Respectop al perfil de la víctima, son lossolteros, parados y jubilados los que más sufren esguince cervical.  En cuanto a los días, existe el doble de probabilidades de sufrir un esguince cervical un día laborable que durante el fin de semana. El tamaño del coche también influye: el coche impactado suele ser de menor tamaño que el coche que impacta. Además, las estadísticas “opinan” que el coche de color negro tiene una probabilidad más elevada de ser impactado.

En lo que respecta al sexo, es más frecuente el latigazo cervical en mujeres que en hombres. Si bien ellos suelen impactar más. Por edades, “Las personas más jóvenes suelen ser más impactadas. Mientras que la edad media de quien impacta está entre 40 y 50 años”.

Además de los datos estadísticos, los expertos han dado consejos sobre  la rehabilitación y han contado cómo trabajan las aseguradoras ante este tipo de lesión. En concreto, Luis Martin, nos ha hablado sobre  el modus operandi de AXA: “las compañías no tenemos ‘policías’ tenemos profesionales que buscan prevenir el fraude con la finalidad de centrarse en el lesionado real, para procurarle lo antes posible asistencia médica y la indemnización sin que interfieran otros que distorsionan la realidad”.

El informe del Centro de Estudios Ponle Freno-AXA
Los datos del primer informe del Centro de Estudios Ponle .Freno-AXA desvelan un repunte significativo en los casos de esguince cervical en 2012 respecto al año anterior. Si bien, el año pasado un 42,7% de las víctimas de accidentes de tráfico se vio afectado por un esguince cervical, lo que supone un aumento de 8 puntos porcentuales respecto a cifras de 2011.

Los expertos invitados a las Jornadas 3.0 sobre el esguince cervical
Jesús Tinoco, licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Barcelona, actualmente es coordinador de los Servicios de rehabilitación de Consorci Sanitari Integral y IDC Cataluña,, además de Asesor del Área de Rehabilitación de las Mutuas asistenciales de AXA y Sanitas en Barcelona.

Luis Martín,  Responsable de la Inspección de Siniestros Corporales de AXA y Coordinador Técnico del Centro de Estudios Ponle Freno-AXA.

Rosa Elvira Lillo, catedrática de Estadística e Investigación Operativa de la Universidad Carlos III de MadridActualmente es miembro de la Cátedra AXA de la UC3M y Directora del grupo de investigación “Modelización Estadística y Análisis de Datos.

Más vídeos en Antena3

España es el décimo segundo país del mundo con mayor seguridad vial

En seguridad vial, nuestro país se sitúa por delante de Francia, Austria, Australia, Bélgica Canadá o Estados Unidos en número de fallecidos en accidente de tráfico por cada 100.000 habitantes

Cada año fallecen en el mundo 1,24 millones de personas en accidentes de tráfico

España está en el reducido grupo de países que cuentan con un normativa integral referida a los cinco factores de riesgo más importantes en la accidentalidad viaria

El informe advierte a los gobiernos sobre los usuarios vulnerables y la necesidad de que integren en sus políticas de transporte otras formas de desplazamiento no motorizadas

España se sitúa como el duodécimo país del mundo, entre los países de similar motorización y exposición al riesgo, en fallecidos por 100.000 habitantes; concretamente 5,4 fallecidos por delante de países como Francia, Austria, Australia, Bélgica, Canadá o Estados Unidos. Este informe analiza datos de accidentalidad de 2010, por lo que España actualmente estaría en mejor posición dado que en estos dos últimos años los fallecimientos por accidentes de tráfico se redujeron en un 13 % en 2011 y un porcentaje muy similar en 2012. Además, España es uno de los 28 países que dispone de una legislación adecuada para reducir la accidentalidad viaria; basada en los cinco factores de riesgo fundamentales en los accidentes de tráfico como son el exceso de velocidad, la conducción bajo los efectos del alcohol, la no utilización del casco en motocicleta, el uso del cinturón de seguridad y los sistemas de retención infantil, que han ayudado a reducir durante los últimos nueve años el número de fallecidos y las lesiones causadas en dichos accidentes.

Estas son sólo algunas de las principales conclusiones que se obtienen en el segundo informe Sobre la Situación Mundial de la Seguridad Vial 2013, realizado por la Organización Mundial de la Salud y que hoy han presentado la directora general de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Mercedes Vinuesa y la directora general de Tráfico del Ministerio del Interior, María Seguí.

El informe en el que han participado 182 países, tomando como base los datos aportados por cada país del año 2010, constata que sólo 1 de cada 7 países, entre los que se encuentra España, cuenta con leyes generales de seguridad vial.

Según se recoge en este segundo Informe, los gobiernos están adoptando medidas exitosas para reducir la mortalidad por accidentes de tráfico, pero todavía no son suficientes tal y como demuestra el dato de que cada año en el mundo fallecen 1,24 millones de personas en accidentes de tráfico. Esta cifra supondría, según la OMS, que de no tomar medidas urgentes los accidentes de tráfico se convertirían en la quinta causa de muerte en el 2030.

España, respecto al anterior informe publicado por la OMS en 2009 -que recoge datos de 2006- ha mejorado en resultados. En relación con el número de fallecidos, nuestro país se encuentra dentro de los 88 estados del mundo que han reducido el número de fallecidos en las carreteras. Se ha pasado de 4.104 fallecidos por accidente de tráfico en 2006 a 2.478 en 2010, un descenso que ha seguido produciéndose en años posteriores.

INTERÉS POR LA ASISTENCIA POST-ACCIDENTE

Por último, el informe recoge información más pormenorizada sobre la asistencia post-accidente. A los datos recogidos de si existe un sistema de atención prehospitalaria formal y a disposición del público o de un número de teléfono nacional de acceso universal, se han incluido indicadores sobre si los países cuentan con registro de datos, no solamente de fallecidos, sino también de heridos y de discapacitados permanentes. Este segundo informe (el primero se publicó en 2009), sirve de referencia para el seguimiento del decenio de Acción para la Seguridad Vial (2011-20209) firmado por todos los gobiernos del mundo y cuyo objetivo consiste en estabilizar primero y después reducir la tendencia al aumento de las muertes ocasionados por accidentes de tráfico.

Buenas prácticas en la conducción generan mayor seguridad en la Carretera

Cumplir las normas, cursos de conducción segura en las empresas, avisar rápidamente cuando veamos un accidente, evitar conducir cuando estamos tomando ciertos fármacos, ser más tolerante al volante para evitar situaciones de riesgo en la carretera, hacer una conducción “eficiente” para ahorrar combustible y contaminar menos… Hacemos un repaso de muchas pequeñas cosas que cuesta muy poco hacerlas bien, no cuestan dinero y, sin embargo, adquieren un valor incalculable

Uno de cada cuatro conductores tiene un comportamiento antisocial que origina situaciones de riesgo. A veces se traduce en agresividad o malos modos, otras son infracciones (más de 4 millones al año) que acaban en accidente: en 2010, más de 5.500 siniestros con víctimas se produjeron porque alguien no respetó la prioridad de un semáforo o de un stop; en casi 4.000 casos porque no se guardó la distancia de seguridad; y 1.177 atropellos, por no respetar el paso de peatones. ¿Se podrían haber evitado?

Otras muchas acciones y comportamientos, que se sugieren a lo largo de este reportaje, pueden conseguir resultados sorprendentes: una llamada a tiempo evitaría muchas muertes; la tolerancia con los errores de los demás redundaría en una circulación más tranquila y segura, lo mismo que practicar una conducción económica o una movilidad inteligente.

Las propias administraciones realizan actuaciones de bajo coste en equipamientos e infraestructuras para evitar el 11% de los accidentes y el 33% de las muertes. Y no se puede olvidar la labor de un amplio colectivo de profesionales de la seguridad vial, policías locales, educadores, etc. que, de forma altruista, contribuyen en esa tarea de hacer bien las cosas. No cuesta tanto.

VER REPORTAJE COMPLETO EN LA REVISTA INTERACTIVA

 

Campañas de publicidad contra los accidentes de circulación

Muchas son las campañas de publicidad realizadas para prevenir los accidentes de tráfico, algunas más efectivas que otras, son criticadas desde diferentes puntos de vista, podrían resultar agresivas al espectador por herir la sensibilidad personal, pero la pregunta importante es si realmente son efectivas.

No solo se trata de concienciar al conductor para que cumpla las normas de circulación, el estado de las carreteras, la señalización de las  vías, las mejoras técnicas en los vehículos son algunos de los factores que también debemos hacer mejoras para reducir las terribles cifras de siniestralidad en España.

Os dejamos un video sobre las diferentes campañas publicitarias para evitar los accidentes de tráfico.

 

Funciones del Consorcio de Compensación de Seguros

Consorcio de Compensación de SegurosCorresponde al Consorcio de Compensación de Seguros, dendro del ámbito territorial y hasta el límite del aseguramiento obligatorio:

a) Indemnizar a quienes hubieran sufrido daños en sus persosnas, por siniestros ocurridos en España, en aquellos casos en que el vehículo causante sea desconocido.

b) Indemnizar los daños de las personas y en los bienes, ocasionados con un vehículo que tenga su estacionamiento habitual en España, así como los ocasionados dentro del territorio español a personas con residencia habitual en España o a bienes de su propiedad situados en España con un vehículo con estacionamiento habitual en un tercer país no firmante del Acuerdo entre las oficinas nacionales de seguros de los Estados miembros del Espacio Económico y de otros Estados asociados, en ambos casos cuando dicho vehículo no esté asegurado.

c )  Indemnizar los daños a las personas y en los bienes producidos por un vehículo con estacionamiento habitual que esté asegurado y haya sido robado.

d)Indemnizar los daños a las personas y en los bienes cuando, en suspuestos incluidos dentro del ámbito del asegurameint de suscripción obligatoria o en los párrafos precedentes de este artículo, sugiera controversia entre el Consorcio de Compensación de Seguros y la entidad aseguradora acerca de quién debe indemnizar al perjudicado. No obstante lo anterior, si ulteriormente se resuelve o acuerda que corresponde indemnizar a la entidad aseguradora, esta reembolsará al Consorcio de Compensación de Seguros la cantidad indemnizada más los intereses legales incrementados en un 25 por ciento, desde la fecha en que abonó la indemnización.

e) Indemnizar los daños a las personas y en lo bienes cuando la entidad española aseguradora del vehículo con estacionamiento habitual en España hubiera sido declarada judicialmente en concurso o, habiendo sido disuelta y encontrándose en situación de insolvencia, estuviese sujeta a un procedimiento de liquidación intervenida o esta hubiera sido asumida por el propio Consorcio de Compensación de Seguros.

f) Reembolsar las indemnizaciones satisfechas a los perjudicados residentes en otros Estados del Espacio Económico Europeo por los organismos de indemnización, en los siguientes supuestos:

  1.  Cuando el vehículo causante del accidente tenga su estacionamiento habitual en España, en el caso de que no pudiera identificarse a la entidad aseguradora.
  2. Cuando un accidente haya ocurrido en España, en el caso de que no pueda identificarse el vehículo causante
  3. Cuando el accidente haya ocurrido en España, en el caso de vehículos con estacionamiento habitual en terceros países adheridos al sistema de Certificado internacional del seguro del automóvil, expedido por una oficina nacional conforme a la recomendación número 5 adoptada el 25 de enero de 1949 po el subcomité de transportes por carretera del Comité de transportes interiores de la Comisión Económica para Europa de la Organización de las Naciones Unidad (en adelante cara verde)

En los supuestos pervistos en párrafos b) y c), quedarán excluidos de la indemnización por el Consorcio de los daños a las personas y en los bienes surgidos por quienes ocuparán voluntariamente el vehículo causante del siniestro, conociendo que este no estaba asegurado o que había sido robado, siempre que el Consorcio probase que aquellos conocían tales circunstancias Además en los casos contemplados en dichos párrafos b) y c), el Consocio aplicará al perjudicado, en el supuesto de daños en los bienees, la franquicia que reglamentariamente se determine.

El Consorcio no podrá condicionar el pago de la indemnización  por accidente de tráfico, a la prueba por parte del perjudicado de que la persona responsable no puede pagar o se niega a hacerlo.

Accidente de Tráfico, como actuar.

Si Ud. ha tenido un accidente de tráfico, y tiene dudas de los pasos que debe seguir a fin de que todos los daños y perjuicios que se le han causado sean reparados, le indicamos que en este Despacho contamos con un departamento especializado en accidentes de tráfico, donde nuestros abogados le podrán ofrecer un asesoramiento completo.

Si bien, ante la falta circunstancia de verse involucrado en un accidente, lo primero que debe hacer es intentar guardar la calma, y de forma tranquila cumplimentar laDECLARACIÓN AMISTOSO DE ACCIDENTE, también llamado PARTE AMISTOSO, que cada uno de los vehículos debe llevar obligatoriamente.

Parte Amistoso. En accidente de tráfico

( Parte Amistoso. )

El referido parte amistoso consta de 15 puntos que vamos a proceder a desglosar para facilitarles su cumplimentación:

1. FECHA DEL ACCIDENTE

2. LOCALIZACIÓN: es importante poner el lugar exacto donde sucedieron los hechos (calle, nº, ciudad…).

3. VÍCTIMAS: se debe marcar con un aspa si hubo herido o no, en caso de duda, mejor no marcarla.

4. DAÑOS MATERIALES: lo normal es que tras una colisión, existan daños en los vehículos implicados.

5. TESTIGOS: si existe algún testigo presencial es importante tomar sus datos a fin de que corrobore la versión del accidente (nombre, apellidos, domicilio y teléfono).

6. ASEGURADO: es la persona que aparece como tomador en la póliza (no tiene por qué coincidir con el conductor), se deben poner los DATOS COMPLETOS del mismo.

7. VEHÍCULO: es importante indicar modelo y matrícula.

8. ASEGURADORA: en este apartado es suficiente con hacer constar de forma clara el nombre de la aseguradora del vehículo, así como el número de póliza.

9. CONDUCTOR: se deben indicar los DATOS COMPLETOS de la persona que conducía vehículo en el momento del accidente. Es importante que en el momento del accidente se tome el número de teléfono móvil del causante, así como hacerle una llamada en ese mismo momento, a fin de confirmar que efectivamente es el número correcto, toda vez que esto constituye una prueba directa.

10. LOCALIZACIÓN DE LOS DAÑOS:

Abogados en Madrid y Alicante Choque inicial en un accidente

En los cuadrados azul y amarillo de los laterales se debe de señalar dónde están situados los daños (si es en la parte trasera, delantera, laterales….).

11. DAÑOS APRECIADOS: no hace falta ser muy extensivo, simplemente indicar el lugar exacto de los daños (paragolpes delantero, puerta derecha, faro trasero…).

12. CIRCUNSTANCIAS: se trata de la columna central del parte amistoso, aparece un desglose de circunstancias con unas casillas para marcar. Se debe marcar la casilla que entendamos coincida con la dinámica de nuestro siniestro (se pueden marcar varias si coincide más de una circunstancia)

Rellenar el parte en un accidente de tráfico

Al final de esta columna aparece un apartado en negrita que pone “indicar número de casillas marcadas”. Hay que hacer constar cuántas casillas marca cada uno de los conductores implicados.

13. CROQUIS: El apartado 10 es muy importe porque es dónde se explica la dinámica del accidente. Hay que dibujar, más o menos, cómo sucedieron los hechos (nuestra posición, si existían señales de tráfico en la vía, etc), es decir, se debe hacer constar cualquier circunstancia que entendamos relevante.

Dibujar el accidente de tráfico

14. OBSERVACIONES: se debe hace constar cualquier hecho que entendamos importante, tal como, si existían ocupantes en el vehículo (incluir datos completos de los mismos), si fue una colisión muy fuerte, etc.

15. FIRMA DE LOS CONDUCTORES: es de suma importancia que el parte amistoso se encuentre debidamente firmado por ambos conductores implicados.

Con el parte amistoso bien cumplimentado, no sería necesaria mayor documentación para acreditar el accidente, eso sí, para el caso de que exista algún problema a la hora de cumplimentar el mismo, el conductor contrario se muestre reacio a firmar, haya heridos graves, o ante cualquier imprevisto en el que se encuentre y no sepa muy bien cómo actuar, puede Ud. llamar a la POLICÍA LOCAL de su ciudad, cuya obligación es personarse en el lugar de los hechos y mediar en el asunto. Lo normal es que, si no hay mayor problema, únicamente les ayuden a cumplimentar el parte; en caso contrario, o cuando existen lesionados graves, instruirán un INFORME DE ATESTADOS, que se podrá solicitar (previo pago de la oportuna tasa) a los fines de aportarlo donde sea necesario. Lo más relevante del informe de atestados es que se trata de un documento fundamental para determinar quién tiene la responsabilidad en el accidente.

Una vez cumplimentado el parte, si existen lesionados, deberán acudir los mismos aURGENCIAS a fin de que un médico haga una valoración inicial de las lesiones, y en su caso, se inicie un tratamiento. Es importante que solicite que en el PARTE DE URGENCIAS que le faciliten, se haga constar que las lesiones que sufre traen como causa un accidente de tráfico.

Asimismo indicarle que podemos conseguir que les atiendan en CLÍNICAS PRIVADAS, en relación a las lesiones sufridas por el accidente de tráfico, evitándole las largas colas de la Seguridad Social, y todo ello sin coste alguno.

INICIA AHORA TU RECLAMACION!

Sólo cobramos si tú cobras